miércoles, 5 de noviembre de 2008

Educación Superior: el mercado se mueve

Baja de VACANTES para el próximo año

Alerta causó a comienzos de este año la noticia de que varias universidades del Consejo de Rectores no consiguieron llenar la totalidad de los cupos que ofrecían para el periodo. En el proceso de admisión del año pasado, la oferta de vacantes universitarias cayó en un 5% por primera vez después de varios años de crecimiento y pese a que no hay datos concretos sobre lo que ocurrirá en este periodo, la información preliminar permite adelantar que la oferta seguirá disminuyendo.

En la Universidad de Tarapacá de Arica anunciaron que reducirán las vacantes en más de 300 plazas. Esto, debido a que tradicionalmente los cupos superaban los dos mil, mientras que los postulantes no eran más que 1.600. A ello se agregan bajas en los cupos para Periodismo y Agronomía en varios planteles del país.

A juicio del secretario ejecutivo del Consejo Superior de Educación (CSE), José Miguel Salazar, uno de los problemas que causan la reducción de la demanda es que la capacidad de pago de los hogares está llegando a su límite. "Si hay una familia con dos hijos en la educación superior, incluir a un tercero será difícil", indica.

Eso se explica, según Jaime Rodríguez, del área de análisis institucional de la U. Andrés Bello, porque la educación superior alcanzó altos niveles de cobertura en el quintil con mayores recursos y avanza hacia los sectores más desposeídos. "Ahí se topan con problemas de financiamiento", apunta.

De todas formas, según el CSE, la baja no se repartirá de manera simultánea en todas las instituciones, porque habrá algunas, especialmente las más grandes, que seguirán creciendo.

AGRONOMIA A LA BAJA Para 2009, en la Universidad Católica reducirán los cupos para Agronomía e Ingeniería Forestal, de 250 a 230. Lo mismo ocurre en la Universidad Católica de Temuco, donde cierran 10 plazas, debido a la baja demanda que tiene el programa en la zona. En Santiago la situación no es tan diferente, en el caso de la Universidad de Chile, por ejemplo, el puntaje del último matriculado en la carrera cayó de 623 en 2007 a 608 este año.

Eso se debe a que Agronomía, así como otras carreras del área de recursos naturales, como Ingeniería Forestal o Biología Marina, llevan años en franca caída. Los salarios esperados para los agrónomos, a cuatro años de haberse titulado, no superan los $650.000, y mientras cada año egresan de las universidades 650, el mercado abre menos de 200 plazas para esos profesionales.

A ello se agrega lo que sucede con Periodismo. La sensación de que el mercado estaba saturado y las bajas proyecciones de renta -que no superan los 585 mil pesos al cuarto año de egresado- le pasaron la cuenta al programa. Por eso, disminuyó sus puntajes de corte en las universidades destacadas, como la Católica, donde bajó de 683 en 2007 a 642 en 2008, mientras que en otras, llegó incluso a desaparecer.

Una de ellas fue la Universidad Pedro de Valdivia, que iba a debutar con el programa en el proceso de admisión 2008. En enero, cuando llevaban alrededor de ocho inscritos, el interés se congeló. Finalmente, se desestimó dar inicio a la carrera durante este año. En la Universidad Arcis fueron más drásticos y cerraron las admisiones para primer año en 2008 y repetirán el camino en 2009, tal como la sede de Temuco de la Universidad Mayor. En tanto, la U. Católica de la Santísima Concepción reducirá de 65 a 55 los cupos en esa carrera, mientras que la Universidad Católica dejará en 95 las vacantes del plan común de Periodismo y Dirección Audiovisual, que tradicionalmente tenía 110. De todas formas, en la UC explican que esa y otras bajas se deben a la llegada de 670 nuevos estudiantes que se incorporarán al plantel a través del College, ya que no quieren aumentar el número de egresados.

Comentario



El presente articulo publicado en un diario de nuestra capital pretende colocar una señal de alerta respecto de un ajuste que estarían realizado algunas universidades que integran lo que se conoce como “ Universidades del Consejo de Rectores”, alarma que en lo personal me parece absolutamente fuera de lugar, porque a lo que estamos asistiendo no es ni mas ni menos que al ajuste de la oferta por carreras que las distintas instituciones de educación superior hacen todos los años.

Como rector de una Institución de Educación Superior, todos los años me veo enfrentado a la decisión de tener que determinar que levantar como oferta al mercado de estudiantes que están egresando de cuarto medio y por cierto que luego de finalizados los procesos de admisión, que debemos, con el dolor no solo nuestro sino también de quienes confiaron en nosotros, cerrar.

Lo anterior entiendo es parte de las reglas del mercado que nos guste o no nos guste se manifiestan en la industria de la educación superior. De allí entonces que no debe extrañarnos que no solo esta universidades, sino todos los que participamos de esta industria, en los diferentes estamentos existentes - Universidades- Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica - deban anualmente hacer los ajustes en función de la demanda, el no hacerlos ciertamente pone en riesgo el desarrollo de los proyectos educativo de cualquier institución, un ejemplo concreto lo tenemos hace algún tiempo con las caídas de las carreras de Pedagogías y que hoy asistimos a una revitalización de la demanda dado la preocupación de todos los actores demandantes de estos profesionales y por cierto también del Mineduc los que han elaborado varios mecanismo que apuntan en la dirección de generar incentivos para los futuros estudiantes de pedagogía de nuestro país.

Mi opinión es que hay que dejar que el mercado opere, puede por cierto ser una opinión muy cuestionable, pero lo contrario seria desconocer, que hoy en nuestro país la economía funciona propiciando estas practicas, y este caso que tanto sorprende - insisto - es una practica común en las instituciones que no pertenecen al “Consejo de Rectores”, ello no hace sino pensar que este grupo de universidades va adquiriendo practicas y un conocimiento del mercado que le son fundamentales para su supervivencia en el tiempo.

También se plantea que una de las razones del cierre es porque existe en algunas carreras un exceso de profesionales lo que se traduce en una baja en el precio al momento de emplearse, bueno, esto resulta obvio por cuanto nuevamente es el mercado quien esta operando en termino de buscar los equilibrios, lo que si no podemos desconocer que siempre habrá profesionales que escapan a este precio de equilibrio y que solo es consecuencia de la buena formación y desarrollo que logran en su casas de estudios, de manera que seamos menos histéricos y dejemos que el mercado opere como tantas veces ha ocurrido, dejemos que sea nuestro “consumidor” sea quien decida; que, donde y cuando estudiar.

Escrito por Rodolfo Becker B.
Integrante del equipo de Marketing Educacional