lunes, 11 de enero de 2010

Universidades regionales no llenan sus vacantes…

…además tienen BAJOS puntajes

El 90% de las casas de estudio de regiones no llenaron sus cupos y enfrentan un complejo escenario. Las más afectadas son la U. de Los Lagos, la U. Católica de Temuco, la U. Magallanes y la U. Arturo Prat. A pesar de las justificaciones de sus rectores, la razón principal es que las entidades académicas regionales no han sido capaces de reinventarse en el competitivo mundo de la educación superior ni tampoco han actuado con la rapidez que exigen los tiempos actuales. La variedad de la oferta en la educación superior obliga a estas instituciones a adaptar sus programas de estudio y a crear ventajas competitivas mediante nuevos atributos que sean beneficiosos para los postulantes de las regiones donde están insertas.

Una estrategia de marketing educacional acertada comienza por la propia institución académica para generar un gran cambio cultural interno y de fondo de su estructura interna. Para concretarlo, su gestor estratégico debe ser un directivo líder que cambie la antigua mentalidad institucional e irradie una nueva forma de trabajar. Que sostenga el proceso con certeza, rigor y disciplina dispuesto a hacer vanguardia abriendo caminos. El éxito institucional solo se consigue cambiando la mentalidad interna y redefiniendo estratégicamente la forma de alcanzar las metas.

Para ser efectivos el mercado potencial de alumnos se debe definir con exactitud y desde allí generar estrategias, por ejemplo, si las cifras indican que la mayoría de los alumnos de las universidades regionales son de colegios públicos y subvencionados sus autoridades deben preguntarse que se está haciendo efectivamente para captar ese mercado.

El acomodo no sirve para crecer institucionalmente. En esta área no existen certezas ni tampoco existe ningún modelo para ser invulnerables. La competencia está ahí. El mayor peligro institucional está en estancarse y olvidar los principios que hacen grande a una organización académica. El tiempo siempre es corto y hay que moverse rápido. Todo problema es una oportunidad. Como la situación que están viviendo las universidades regionales actualmente.