lunes, 8 de marzo de 2010

Las marcas educacionales

Creando gratas EXPERIENCIAS


Las marcas educacionales deben seguir a su público potencial y desplazarse hacia donde ellos estén, realizando acciones propias e interesantes para el segmento. Este verano, para los potenciales postulantes a la educación superior, que se encuentran de vacaciones, por ejemplo, el Preuniversitario Pedro de Valdivia instaló en la playa de Maitencillo, quitasoles y reposeras. En este balneario el público se compone de adolescentes de colegios de estrato medio y medio-alto y son potenciales clientes. Ellos pueden utilizar los elementos puestos en la arena y además están viendo la marca durante todo el tiempo que permanecen en la playa.


El concepto se basa en una tendencia a entregar algo más que un simple folleto. Involucrar al usuario en vivir una experiencia con la marca que le resulte grata y donde participe por su propia voluntad, disfrutando del servicio. Le da una experiencia especial al usuario, no solamente para captar nuevos sino aquellos que ya son afines a una organización para disfruten de los beneficios que la institución tiene para ellos…donde se encuentren.