miércoles, 9 de febrero de 2011

Universidades y emprendimiento

Adaptándose al RITMO del mundo laboral real

Las instituciones de educación superior deben asumir la adaptación de sus funciones a los nuevos modos de producción y difusión del conocimiento. Es imperiosa la necesidad de revisar y transformarlas para enfrentar las demandas asociadas a un mundo globalizado. Es importante que las universidades se adapten al mundo laboral a la velocidad con que éste se mueve y tengan en cuenta el mundo de la empresa y la investigación en sus proyecciones. Los conocimientos y competencias adquiridas deben permitir al titulado de las casas de estudio adaptarse a los cambios y retos que le esperan.

Las instituciones tienen que contar con analistas permanentes que detecten las necesidades laborales, en tiempo real. Las empresas, gremios y asociaciones deben trabajar estrechamente con los sistemas de orientación de las universidades. Del mismo modo, la renovación permanente de la curricula adecuándola periódicamente a los cambios que se gestan en el entorno.

Este contexto posibilita que sus programas y propuestas académicas estén efectivamente orientadas a la producción y el desarrollo de tecnología, lo que conlleva la formación de profesionales competitivos, capaces de encontrar soluciones concretas y oportunas.

No basta con proponer una variada oferta académica, sino que la clave del éxito para la institución y el estudiante radica en la apuesta por la calidad educativa a nivel de docencia altamente calificada, una infraestructura apropiada para una educación de calidad, acreditación internacional y convenios académicos con instituciones del extranjero y empresas nacionales e internacionales y, por supuesto, una malla curricular que responda a las exigencias de la formación internacional y las demandas reales del mercado laboral.

La creatividad, la innovación y la calidad en el producto y el servicio académico son las claves de la excelencia que encumbran un emprendimiento. Cualquier institución que desee transitar por los caminos del éxito debe ser líder en la innovación de sus ofertas, buscando satisfacer las necesidades de sus alumnos en un mundo globalizado y establecer un parámetro de distinción con respecto a la competencia.