lunes, 16 de mayo de 2011

Cambios en la enseñanza superior en Chile

El diario "El Mercurio" ha publicado diez temas con los que el Gobierno está trabajando para establecer cambios en la educación superior chilena.

1 Fomento a la educación técnica. El diagnóstico es que las ayudas estudiantiles "empujaron" a los jóvenes hacia las universidades, cuando en los países desarrollados la mayoría de los alumnos va a programas técnico-profesionales. En esa línea, se prevé un aumento significativo en las Becas Nuevo Milenio, que se enfocan directamente en estos alumnos.

2 Corregir "distorsiones" en ayudas estudiantiles. Sólo 21,8% de los alumnos del quintil más pobre estudia en universidades tradicionales, que son las que cuentan con créditos más blandos. La apuesta del Mineduc es abrir las ayudas gradualmente a los estudiantes más pobres, sin importar el tipo de institución al que asisten. O nivelar aspectos como que el monto que entrega la Beca de Excelencia Académica a un alumno, varía según el tipo de institución al que va.

3 Nuevo trato para las estatales. Sin entrar en aspectos como recursos adicionales a las universidades del Estado, se hace propio el concepto de "nuevo trato" que han instalado en los últimos años dichos planteles. La idea es liberar a las instituciones de trabas burocráticas excesivas, permitir que puedan endeudarse a largo plazo y generar instancias de gobierno universitario, que sean el contrapeso de los rectores para la toma de decisiones estratégicas (al estilo de un directorio). Estos temas están siendo trabajados con los rectores involucrados y tomarán la forma de un "proyecto de ley de desburocratización de las universidades estatales", que debiera ver la luz a mediados de año.

4 Interlocución con todos. Se creará una instancia formal, con reuniones periódicas, que incorpore a las 178 instituciones de educación superior. No reemplazará a grupos como el Consejo de Rectores. En el campo institucional, es la única innovación prevista, con lo que se desestimaría la idea del rector de la UC, Ignacio Sánchez, de crear una Subsecretaría de Educación Superior.

5 Nuevo AFI. El Aporte Fiscal Indirecto (AFI) que el Estado entrega a las instituciones por cada uno de los 27.500 mejores puntajes en la PSU que logran captar, también será modificado. Cuestionado por motivar a los planteles a competir por reclutar alumnos de más recursos (38% de los estudiantes portadores AFI vienen de colegios privados, cuando éstos representan el 7% de la matrícula escolar), el Mineduc propondrá que no se asigne sólo por puntaje PSU, sino también por el ranking que el alumno tenía en el colegio. Se busca generar competencia por atraer buenos alumnos de liceos municipales.

6 "Acreditación 2.0". El Mineduc busca pasar de la acreditación basada en procesos, a una basada en resultados. Es decir, será requisito para acreditarse, cumplir con ciertos pisos mínimos de empleabilidad de sus egresados, retención de alumnos o rendimiento en las pruebas de egreso, en los casos de las pedagogías y medicina.

7 Articulación. La intención de la cartera es que los estudiantes puedan cambiarse de una universidad a otra con más facilidad y también eliminar las limitaciones para que, por ejemplo, un profesional de un instituto pueda entrar a un posgrado, lo que hoy se ve dificultado pues no reciben el grado académico de licenciados que sí entregan las universidades.

8 Homologación de títulos. El Ministerio de Educación está avanzando en acuerdos con México, Brasil, España e Italia para que el título entregado en Chile sea válido en dichos países y viceversa. Se busca que la acreditación sea el mecanismo que facilite el reconocimiento del título. De esta manera, si un profesional tiene un título de una institución certificada por 5 años en Chile, se le reconocerá afuera como equivalente a un título de un plantel local de calidad comparable.

9 Admisión integrada. El objetivo es consolidar un sistema de admisión que incorpore a universidades tradicionales y privadas, algo en lo que ya se está avanzando con la invitación que el Consejo de Rectores hizo a los demás planteles para participar en la PSU de este año.

10 PSU escrita. Una vez que se conozca el resultado del análisis internacional al que será sometida la PSU este año, la cartera insistirá en su moción de que se rinda dos veces al año y añadir un ensayo escrito a la evaluación, lo que se espera que introduzca un elemento más igualitario en la evaluación. Como esto implica un mayor tiempo de corrección que el examen tradicional, la parte escrita se rendiría dos meses antes que la prueba.